Logo blanco JVRL transparencia

Inédito laboratorio de Calidad de Aguas de la región del Maule permitirá a agricultores monitorear contaminantes de riego

  • Se trata de una iniciativa, pionera a nivel regional, financiada a través del Fondo Concursable para Organizaciones de Usuarios de Aguas de la Comisión Nacional de Riego (CNR).

Regantes de la región del Maule podrán acceder al monitoreo de la calidad de aguas utilizadas para el riego de sus predios. Esto, por medio del nuevo laboratorio implementado por la Junta de Vigilancia del Río Longaví y sus Afluentes (JVRL) con apoyo de la Comisión Nacional de Riego (CNR).

“El proyecto de 6 millones de pesos marca un importante precedente respecto al registro de antecedentes y monitoreo permanente sobre la calidad del recurso hídrico que utilizan los regantes. La Junta de Vigilancia del Río Longaví ha sido pionera en la región por documentar el tipo de agua que están utilizando las y los agricultores, apoyándose con el Fondo Concursable para Organizaciones de Usuarios de Agua de 2023 para financiar este contador, que les permite automatizar parte del proceso y realizarlo más rápidamente”, puntualizó el Coordinador Regional Maule, Claudio Cortés.

La adquisición de un contador automático de placas Petri complementa el anterior laboratorio de la organización, incorporando el análisis de coliformes fecales a través de parámetros fisicoquímicos, cuyos resultados son catastrados con laboratorios certificados.

Este instrumento permitirá a la Junta de Vigilancia del Río Longaví y sus Afluentes entregar datos para las 25 mil hectáreas que comprende la superficie regada en las comunas de Parral, Retiro y Longaví, beneficiando a más de 32 comunidades de agua y 20 bocatomas.

Para la temporada 2023-2024, el laboratorio ha realizado estudios de Ph, conductividad eléctrica y temperatura en cinco estaciones de monitoreo en los sectores de: La Balsa, Millico, Castillo en Río Claro, La Quiriquina y Puente Bullileo.

“Este proyecto se enmarca en la línea de trabajo de educación ambiental y calidad de agua, y hemos logrado validar una metodología propia de investigación con un laboratorio certificado. Nuestro objetivo es difundir los resultados a la comunidad y mostrar la calidad de agua de la zona, además de mantener un registro permanente en el tiempo que permita mejorar la calidad del agua”, señaló el gerente técnico de la Junta de Vigilancia río Longaví y sus afluentes, Lisandro Farías.

Al mismo tiempo, Farías extendió el llamado a utilizar los servicios de diagnóstico: “Invitamos a organizaciones a contactarnos e implementar los análisis y monitoreos de calidad de agua a través de nuestro laboratorio”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *